Desorden Público (Venezuela)

Cuando en julio de 1985 unos inexpertos muchachos –inspirados fundamentalmente por el ska jamaicano y el movimiento 2 Tone inglés- rasgaban y martilleaban sus instrumentos por primera vez ante un público en un hermoso club llamado Junkolandia, nadie podía pronosticar que años más tarde aquella misma energía, aquél doméstico esfuerzo de unos “pelados” locos, se convertiría en una de las más definidas y perdurables manifestaciones musicales de la cultura urbana venezolana.

Desorden Público es hoy en día un nombre familiar para cualquier venezolano y latinoamericano amante de la música; también constituye uno de los proyectos de mayor alcance y duración que se hayan visto en el continente dentro del ska y la música mestiza.